Pasar al contenido principal

Cambio climático

El agua, el saneamiento y la higiene son fundamentales para el desarrollo socioeconómico, la seguridad alimentaria y los entornos saludables, y son vitales para reducir la carga mundial de enfermedades y mejorar la salud, el bienestar y la productividad de las poblaciones. Sin embargo, la ciencia ha expresado con claridad que el cambio climático está reduciendo la previsibilidad de la disponibilidad y la demanda de agua, afectando por consiguiente la calidad del agua, exacerbando la escasez de agua y amenazando el desarrollo sostenible en todo el mundo. Estos cambios tienen un impacto directo en la sostenibilidad de los servicios y comportamientos relacionados con el agua y el saneamiento, un tema que se aborda en uno de los principios rectores de SWA, y que afecta de manera desproporcionada a las comunidades pobres y vulnerables.

La alianza mundial de múltiples partes interesadas de SWA fue creada para movilizar a sus aliados a fin de que trabajen mejor juntos para lograr los ODS, y puede desempeñar un papel fundamental en la tarea de establecer vínculos entre el ODS 6 (sobre agua y saneamiento) y el 13 (sobre acción climática), reconociendo al mismo tiempo que la capacidad para cumplir estos ODS afecta directamente a casi todos los demás ODS, y se ve afectada por ellos, incluidos los relativos a la pobreza, la alimentación, el género y la desigualdad, por ejemplo. Además, a medida que la alianza se va centrando cada vez más en el ámbito nacional, SWA puede contribuir al éxito del Acuerdo de París al proporcionar a los aliados una base sólida sobre las razones y la forma en que los países podrían considerar la idea de incluir las intervenciones de mitigación y adaptación en sus compromisos, planes de mitigación y adaptación, comunicaciones nacionales a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, y en otros procesos de planificación relacionados con el clima y el sector del agua y el saneamiento.

Sobre la cuestión del cambio climático se ha publicado una nota informativa que constituye una primera contribución de la Secretaría destinada a ofrecer a los aliados de SWA información y algunas sugerencias concretas sobre la manera en que pueden utilizar el Marco de SWA para adoptar medidas y adoptar enfoques a fin de transformar la mitigación y la adaptación al clima en una realidad más tangible en sus actividades.

Catarina de Albuquerque, Directora Ejecutiva de SWA y ex Relatora de las Naciones Unidas para los derechos humanos al agua y el saneamiento, habla sobre las repercusiones del cambio climático.

Entre 2005 y 2015, más del 90% de los grandes desastres fueron causados por inundaciones, tormentas, olas de calor, sequías y otros eventos relacionados con el clima que se espera cambien en frecuencia e intensidad como consecuencia del cambio climático.

En 2017, más de 270 millones de niños vivían en zonas extremadamente proclives a las inundaciones, en países donde menos de la mitad de la población tenía acceso a instalaciones mejoradas de saneamiento.

Se calcula que 3.600 millones de personas en todo el mundo viven actualmente en zonas que pueden llegar a sufrir escasez de agua al menos un mes al año. Esto aumentará a 4.800-5.700 millones de personas para 2050, desatando de este modo una competencia sin precedentes entre los usuarios del agua que podría trascender las fronteras políticas.

Los riesgos del cambio climático relacionados con el agua dulce se agravan considerablemente cuando aumentan las concentraciones de gases de efecto invernadero. Los últimos estudios de modelización estiman que por cada grado de calentamiento global, se prevé que aproximadamente el 7% de la población mundial estará expuesta a una disminución de los recursos hídricos renovables en por lo menos un 20%.

Es probable que el cambio climático aumente en las próximas décadas la frecuencia de las sequías meteorológicas (menos precipitaciones) y agrícolas (menos humedad del suelo) en muchas regiones actualmente secas. Es probable que esto incremente la frecuencia de las sequías hidrológicas cortas o “repentinas” (menos agua superficial y subterránea) en estas regiones.

En 2017, casi 160 millones de niños vivían en zonas donde la probabilidad de que se produjeran sequías graves era elevada o extremadamente elevada.

Para 2040, 1 de cada 4 niños –600 millones de niños– vivirán en zonas con un estrés hídrico extremadamente elevado.

Limitar el calentamiento global a 1,5°C por encima de los niveles preindustriales, en comparación con 2°C, puede tener enormes implicaciones sobre los recursos hídricos, ya que puede reducir hasta en un 50% la proporción de la población mundial que está expuesta a un aumento del estrés hídrico inducido por el cambio climático.

Desde mediados del siglo XX han aumentado las pérdidas socioeconómicas debidas a las inundaciones, debido especialmente a una mayor exposición y vulnerabilidad. Las proyecciones implican una creciente variabilidad en la frecuencia de las inundaciones. Se prevé que los peligros de inundación aumenten en algunas partes: Asia meridional, Asia sudoriental, Asia nororiental, África tropical y América del Sur.

Documentos

Ver todos los documentos
Documentos clave Tipo
Documento informativo: Cambio climático
Antonio Guterres

"El suministro de agua y saneamiento resiliente al clima podría salvar la vida de más de 360.000 niños cada año."

Antonio Guterres

"El agua potable y el saneamiento adecuado son la base de la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la salud de los ecosistemas. Contribuyen al bienestar social, al crecimiento inclusivo y a los medios de vida sostenibles. Pero la creciente demanda de agua, junto con la mala gestión del agua, ha aumentado el estrés hídrico en muchas partes del mundo. El cambio climático es un factor más de presión, y está avanzando más rápido que nosotros."

Ban Ki-moon

"Salvar nuestro planeta, sacar a la gente de la pobreza, avanzar en el crecimiento económico... son una misma lucha. Debemos conectar los puntos entre el cambio climático, la escasez de agua, la escasez de energía, la salud mundial, la seguridad alimentaria y el empoderamiento de la mujer. Las soluciones a un solo problema deben ser soluciones para todos ellos."

Jim Yong Kim

"El tema del agua está fundamentalmente relacionado con el cambio climático. La gente dice que el carbono es la moneda del cambio climático. El agua es los dientes."