Pasar al contenido principal

Burundi: WASH es un sector clave para el crecimiento económico

Sanitation and Water for All Secretariat
06 Feb 2020

En Burundi, el sector del agua, el saneamiento y la higiene (WASH) está cobrando un nuevo impulso gracias al lugar que ocupa en el Plan Nacional de Desarrollo de Burundi 2018-2027 (“Plan National de Développement du Burundi 2018-2027” - PND), que está previsto que dure 10 años. Este impulso es el resultado de una promoción sólida y continua, basada en pruebas, que ha puesto de relieve la necesidad de contar con un sistema WASH adecuado y eficiente para aprovechar plenamente los esfuerzos de otros sectores como la energía, las carreteras y la educación. El PND fue adoptado por el Gobierno de Burundi el 29 de junio de 2018 y presentado oficialmente por el Jefe de Estado el 22 de agosto de 2018. Este plan pretende convertirse en la base de un crecimiento sólido e integrador que permita a Burundi convertirse en un “país emergente” para 2027.

Financiación e implementación del Plan Nacional de Desarrollo, 2018 - 2027
El Comité Técnico encargado de desarrollar el PND también ha elaborado un Programa de Acciones Prioritarias (“Programme d'Actions Prioritaires”, PAP), que ayudaría a transformar el enfoque del PND en objetivos estratégicos apoyados por programas destinados a “la transformación estructural de la economía para propiciar un crecimiento sostenido e inclusivo”. Las previsiones de gasto del PAP para el período 2018-2027 se han elaborado con la idea de conceder prioridad a los sectores considerados como palancas del crecimiento económico y a los sectores sociales básicos.

Más del 8% del presupuesto total del PND se destina al agua y al saneamiento, lo que supone un aumento múltiple de la asignación. Una comisión interministerial especializada está trabajando actualmente en una estrategia de puesta en práctica del PND; se espera que esta estrategia esté lista a finales de 2019. En el siguiente cuadro se presentan los principales planes del PND en materia de agua y saneamiento, la aplicación de estos planes a través de objetivos y programas, y los costos que implican.

Para garantizar que nadie sea excluido del acceso a los servicios, y de conformidad con el principio de solidaridad incluido en la ley del agua, el ministerio del sector ha adoptado una estrategia en favor de los pobres. Esta estrategia sirve de guía para poner en práctica el deseo del gobierno, al tiempo que define las medidas que deben adoptarse a nivel nacional, y por parte de los aliados, para facilitar que los hogares más pobres tengan acceso a mejores servicios de agua y saneamiento y, por lo tanto, mejoren sus condiciones de vida.

Institucionalizar y mantener el progreso
La voluntad política, que ha logrado que el sector WASH tenga una mayor prioridad y se reconozca como un factor clave del crecimiento económico, garantizará la obtención de los fondos necesarios. Cada uno de estos sectores prioritarios será evaluado periódicamente por un comité nacional, para asegurar la financiación y la puesta en marcha de las actividades previstas. Así, el ministerio responsable del agua y el saneamiento básico está trabajando actualmente en la estimación de la financiación disponible del gobierno y los aliados; este análisis se presentará a los más altos responsables políticos del país y se llevará a cabo una labor de incidencia política de alto nivel para llenar cualquier vacío entre la financiación necesaria para las actividades previstas y los fondos realmente disponibles.

En conjunto, se espera que los cuatro factores siguientes promuevan un rápido progreso en el sector:

  1. Compromisos firmes por parte de los más altos estamentos políticos, incluido el propio Jefe de Estado;
  2. Liderazgo del Ministro a cargo del sector;
  3. Mayor prioridad política para el sector; y
  4. otros elementos del sector, como una sólida estructura institucional (5 instituciones a cargo del sector, cada una con una función clara), políticas y estrategias sectoriales como la Política Nacional de Saneamiento (PNA) y la Política Nacional de Agua (PNEau), la estrategia nacional de agua, la estrategia nacional de saneamiento, la estrategia nacional de implementación de CLTS (Saneamiento Total Liderado por la Comunidad), la estrategia Pro-pobre; y las agencias especializadas, como por ejemplo la institución responsable de regular el sector, y el Inspector Principal de WASH.

La participación de Burundi en SWA
Burundi participó en la Reunión de Ministros de Sector (RMS) de 2019 y estuvo representado por el Excmo. Sr. Côme Manirakiza, Ministro de Hidráulica, Energía y Minas, y el Director General de Agua Potable y Saneamiento Básico (DGEPA). Esta participación permitió a Burundi reiterar su éxito a la hora de considerar el sector como una prioridad política, e informar e inspirar a otros asociados de SWA. El país también analizó sus principales desafíos para el logro del PND 2018–2027 y los ODS. Después de la RMS se redactó un informe de la reunión que fue enviado por el Ministro al Vicepresidente segundo. Además, en todas las reuniones sectoriales y de los aliados se realiza un informe sobre la gestión de los recursos hídricos (por ejemplo, durante el seminario conjunto de evaluación de mitad de período con UNICEF, en las reuniones sectoriales periódicas sobre emergencias de agua, saneamiento e higiene y en diferentes reuniones interministeriales).

Como parte del Mecanismo de Responsabilidad Mutua de SWA, Burundi presentó tres compromisos vinculados a diversos documentos fundamentales de política que guían el sector WASH, en particular el PND 2018–2027. Por lo tanto, la labor de Burundi en el marco de SWA ayudará a que esta prioridad política del sector por parte del gobierno se transforme en un avance hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y a garantizar el seguimiento y la presentación de informes sobre esos avances. Esto se llevará a cabo por medio del Mecanismo Responsabilidad Mutua y la participación del país en otros mecanismos de SWA como las Reuniones de Alto Nivel.

Para obtener más información: Descargue el informe de país de Burundi, que describe detalladamente el contexto y el proceso para lograr una mayor prioridad política del sector del agua y el saneamiento, así como los elementos que ayudarán a consolidar el progreso sobre la base de este cambio de prioridades.