Pasar al contenido principal

2019 SMM: 6 lessons from the preparation of Francophone Countries

SWA Country Engagement Team
06 Feb 2020

En sus preparativos para la próxima Reunión de Ministros de Sector (SMM), los países están logrando considerables avances mediante la innovación y la colaboración, contribuyendo de este modo al fortalecimiento del diálogo nacional de múltiples partes interesadas del sector.

El Equipo de Participación de País (EPP) de SWA apoya a los países –tanto a los aliados como los no aliados, y a todos aquellos que estén interesados– en la aplicación del Marco de SWA para tener un impacto sostenible en el sector WASH. Los preparativos, la organización y el seguimiento de las reuniones de alto nivel son quizás la mejor ilustración de este compromiso con los países, y de la posición y la importancia de SWA en el sector.

Los integrantes del EPP quedaron particularmente impresionados por la forma en que los países se están preparando para la Reunión de Ministros del Sector. Estos esfuerzos altamente loables tienen que superar a menudo una dura realidad: la falta de voluntad política y de dirección para el sector, las graves carencias en la financiación y la incapacidad del gobierno para paliar estas carencias, la fragmentación del sector debido a la falta de coordinación y gobernanza, etc.

Las comunicaciones entre la Secretaría de SWA y los países, y las hojas de ruta validadas y compartidas por los países, ofrecen perspectivas interesantes sobre las acciones innovadoras que los aliados están llevando a cabo en los países, mientras se comprometen en torno a los ODS y se preparan para las Reuniones de Alto Nivel. Es, sin ninguna duda, ejemplar la manera en que los países se organizan, reúnen a sus aliados, establecen agendas y las respetan, preparan diligentemente documentos técnicos y realizan tareas de promoción ante los ministros.

Las siguientes lecciones que hemos aprendido de los preparativos de los países francófonos también son aplicables a otros países de la alianza SWA que pudieran tener una geografía, un nivel de ingresos, un tamaño, unas estructuras de gobierno y unos desafíos políticos y sectoriales similares. Por ello, presentamos seis lecciones del proceso preparatorio en curso de los países africanos francófonos aliados.

1. Los seminarios web entre diversos países y las reuniones virtuales específicas para cada país son fundamentales para el intercambio de información y de experiencias.

La actual serie de seminarios web “No dejar a nadie atrás” es fundamental para fomentar un diálogo mundial en torno a la RMS y el principio de “No dejar a nadie atrás”. Los seminarios web también proporcionan a los aliados:

  • Las herramientas (conocimientos, recursos y aprendizaje entre pares) necesarias para obtener una mejor preparación
  • En numerosos casos, la posibilidad de que los equipos de país se reunieran en las oficinas de uno de sus aliados para asistir a los seminarios web y continuar los debates después de que los seminarios concluyeran.
  • Una plataforma para analizar temas específicos, retos y esferas en las que es necesario obtener más apoyo.

Las reuniones virtuales con los países siguen un patrón similar: actualización por parte de la Secretaría de SWA sobre los progresos (invitaciones, nota de orientación, agenda preliminar de la reunión, etc.); debate sobre cómo el país está organizando sus preparativos: actividades clave, aliados que están involucrados y el cronograma para lograr sus planes; determinación del tipo de apoyo que el país requiere y cómo proporcionar o movilizar este apoyo.

Experiencias de los países:

Guinea reconoció la pertinencia del tema de la RMS y solicitó apoyo técnico sobre cómo analizar y abordar las desigualdades, así como ejemplos sobre la manera en que otros países lograron que sus ministros dieran un mayor relieve a este tema. La importancia del tema quedó muy clara cuando los aliados proporcionaron datos para el ciclo actual del Análisis y Evaluación Mundial del Agua Potable y el Saneamiento (GLAAS) de ONU-Agua.

 

2. Un enfoque bien planificado conduce a una preparación sistemática e integradora

En general, los preparativos de los países se están llevando a cabo en tres fases:

  • Un “comité central” –compuesto a menudo por Puntos Focales de SWA en el gobierno, agencias de apoyo externo y organizaciones de la sociedad civil– se reúne y prepara el Informe de País, que resumirá los desafíos y avances del sector; se concede una relevancia especial a las desigualdades.
  •  El proyecto se comparte con el sector en general, a través de un seminario específico. Los países están planeando incluir en estos seminarios a miembros de los medios de comunicación y del Ministerio de Finanzas.
  • Una vez finalizado el resumen, se distribuye entre los Ministros. El comité central planifica a veces la conversación con los Ministros (como una reunión multilateral), pero otras veces la planificación está a cargo del punto focal de SWA (como una reunión bilateral entre el Ministro y el punto focal).

Este enfoque por etapas está demostrando ser muy eficaz para preparar la Reunión, movilizar al sector y lograr que los ministros se interesen por la Reunión.

Experiencias de países:

El comité central en Togo y Guinea se reunirá personalmente con los ministros de los sectores para presentarles los resultados del proceso preparatorio; en Benin, estos resultados se presentarán al Consejo de Ministros. En Camerún, el comité central organizará dos reuniones con el Ministro, para analizar las dificultades y los éxitos del país en el sector.

Estos comités centrales se formaron muy pronto en la mayoría de los países, y sus contactos con los ministros del sector ayudaron a obtener confirmaciones de la participación de los ministros en la RMS.

 

3. Los Puntos Focales del Gobierno son los principales responsables de la movilización y organizacion de las actividades del sector, entre ellas la RMS

Los puntos focales gubernamentales dirigen la movilización de los aliados en el proceso preparatorio y desempeñan un papel fundamental en la organización de consultas, la formulación de hojas de ruta y la participación de los ministros y sus consejeros. Contribuyen a la coordinación general del sector y están vinculados a ella.

Los puntos focales también se encargan de conseguir el apoyo de los ministros, incorporando a la conversación a sus directores de gabinete y reuniéndose con los propios ministros para mantenerlos informados sobre los preparativos del país, ponerlos al día sobre la logística de la Reunión y convenciendo a los ministros para que confirmen su participación si no lo han hecho ya.

Experiencias de países:

En Burkina Faso, DRC y Madagascar, los puntos focales del gobierno han servido como una base firme en un panorama político en rápida evolución, y se han asegurado de que los ministros estuvieran informados e interesados en la RMS. Esto aseguró la confirmación de la participación de los ministros y garantiza que los preparativos avancen rápidamente.

 

4. Cuantas más partes interesadas, mejor

La preparación para la RMS requiere una coordinación efectiva entre múltiples organismos gubernamentales, ya sea diferentes ministerios, o distintos departamentos dentro de los ministerios dados. Este proceso preparatorio de la RMS ha permitido identificar y fortalecer las alianzas clave en el sector. Por ejemplo:

> Se están fortaleciendo los vínculos con los Ministerios de Salud, que a menudo están a cargo del subsector de la higiene: estos ministerios están participando más en el proceso de preparación, y se ha invitado a los ministros a la RMS.

> Las agencias de apoyo externo que proveen recursos y asistencia técnica también reciben información de los equipos de país o a través de la Secretaría de SWA.

> Países como Malí, Mauritania y Chad están incorporando al sector privado en el proceso preparatorio desde el principio.

> Los medios de comunicación también están participando, a veces desde el principio, pero más a menudo en una etapa posterior, cuando los preparativos técnicos están muy avanzados.

Experiencias de países:

Los grupos interministeriales como los que se han establecido en Burundi, Guinea, Malí y Mauritania –todos ellos establecidos para mejorar la coordinación del sector y/o en respuesta a compromisos regionales específicos y de presentación de informes– serán una vía prioritaria para la preparación de la RMS.

 

5. La armonización con los procesos nacionales aumenta la eficacia del sector y facilita una mejor preparación

El proceso de preparación generalmente se define en los procesos nacionales en curso, como por ejemplo los exámenes sectoriales conjuntos, la evaluación y planificación del sector, la presentación de informes al Grupo Sectorial Especializado, los actos de incidencia política como el Día Mundial del Agua, las reuniones de grupos interministeriales, los exámenes de programas y las síntesis sectoriales. Los análisis recientes –especialmente GLAAS y WASH-BAT– serán utilizados como aportes para los resúmenes de los países. Por último, la participación en AfricaSan también se utilizará en parte como base de la participación en la RMS, y viceversa.

En el proceso preparatorio también está quedando claro que la mayoría de los países presentarán compromisos en la RMS: una gran parte de estos compromisos se derivan de las políticas y estrategias existentes del sector, lo que revela un comienzo exitoso de la puesta en marcha del Mecanismo de Responsabilidad Mutua en los países.

Experiencias de países:

Ejemplos de países que han vinculado el Mecanismo de Responsabilidad Mutua con sus planes nacionales o sectoriales: Mauritania: Plan de acción sectorial trienal (2019 - 2021); Chad: Plan Nacional de Desarrollo; Burundi: Plan Nacional de Desarrollo 2018 - 2027; Camerún: Estrategias sobre higiene y CLTS; Marruecos: documentos estratégicos actualizados, como el Plan Nacional del Agua; y Guinea-Conakry: “Programme national du développement économique et social”.

 

En Haití, los resultados del proceso preparatorio de la RMS se utilizarán en el examen sectorial conjunto que se llevará a cabo en mayo de 2019. El trabajo que se está realizando para preparar la RMS contribuye a la mejora del sector de manera más amplia. Este proceso se percibe cada vez más como una contribución al sector del país, en lugar de ser un proceso paralelo.

 

6. Los países se inspiran unos a otros

Durante nuestro proceso de apoyo a los preparativos en los países para la RMS –compuesto por seminarios web, conversaciones bilaterales, difusión de las experiencias de los países, y otros intercambios– la Secretaría ha mencionado el progreso que están logrando los países aliados de SWA en su conjunto, a la vez que ha destacado ejemplos particularmente ejemplares.

Los países están intrigados ante los enfoques adoptados por sus pares en otros lugares, y se están inspirando en ellos. Por ejemplo, el enfoque de los preparativos por etapas, adoptado por algunos países, ha ayudado a otros a elaborar sus propias hojas de ruta siguiendo modelos similares: las hojas de ruta de 6 países muestran notables similitudes. Además, el hecho de que algunos países hayan decidido participar con sus ministros está contribuyendo a que los ministros de otros países confirmen su propia participación. Otra ilustración de esta motivación mutua es que los países con realidades políticas similares –concretamente un cambio reciente de gobierno– están aprendiendo los unos de los otros.

Experiencias de países:

Haití se ha inspirado especialmente en la preparación clara, sólida y basada en múltiples partes interesadas de Malí.

 

#2019SMM